Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


enfermedades-psicologicas:carga_excesiva_de_trabajo

¿Eres psicólogo y quieres complementar la información de esta página? Sigue estas instrucciones.

Carga excesiva de trabajo

Elaborado por: Mtra. Carolina Pérez Rojas González
Foto: Peter Komposch

Nombres alternos o sinónimos

Sobrecarga de trabajo, sobrecarga laboral, Trabajo Expandido. Puede relacionarse Adicción al trabajo.

Definición

Para explicar este término hay que descomponerlo en las palabras que lo componen. De acuerdo a la Real Academia Española (RAE), el concepto carga tiene varios significados de acuerdo al contexto en el que se maneje, pero para el que interesa en este texto se define como “Obligación aneja a un estado, empleo u oficio”. Así mismo, la definición que ofrece del concepto de sobrecarga es justamente un “Exceso de carga” ysobrecargar lo define como “Cargar con exceso a algo o a alguien”. Por otro lado, el concepto trabajo es definido por la RAE como “Acción y efecto de trabajar; Ocupación retribuida; obra (cosa producida por un agente); Cosa que es resultado de la actividad humana, Esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza, en contraposición a capital”.

Por carga de trabajo se entiende al “conjunto de exigencias físicas (carga física de trabajo) y exigencias psicológicas (carga psíquica de trabajo) que inciden sobre la persona en el desarrollo de su puesto de trabajo” (ITACA, 2006, citado en Rivera, 2017). Es decir, la carga de trabajo es “el conjunto de requerimientos psicofísicos a los que se ve sometida la persona a lo largo de su jornada laboral” (Departamento de Asistencia Técnica para la prevención de Riesgos Laborales UGT Andalucía, 2009), y hay que distinguir entre:

  • Carga física- Cuando la tarea a realizar exige una actividad muscular por parte de la persona
  • Carga mental- Cuando el componente principal es de tipo intelectual

El por tanto el trabajo, la actividad productiva y creadora del ser humano por excelencia, la cual se desarrolla por medio ya sea del esfuerzo físico o intelectual (o ambos), y tiene la finalidad de transformar su realidad a la vez que propicia su autorrealización; de tal manera que se puede entender que el trabajo es fundamental para la vida, pues es tanto un medio como un fin que proporciona un bienestar a quienes lo tienen. Otorgar a quien lo realiza, un sentido de pertenencia social, la posibilidad de interactuar con otras personas con metas similares, un sentido de identidad, lo que influye en su autoestima por medio del reconocimiento y cierto status social, dándole al individuo legitimación no solamente ante su familia sino ante la sociedad (Garrido, 2014). Además, es un medio de subsistir.

Sin embargo, hay trabajadores que llegan a dedicarle a su trabajo una excesiva cantidad de tiempo y energía, llevándolo a cabo de forma muy intensa y compulsiva, lo cual tiene consecuencias negativas tanto sobre el trabajo mismo como su vida personal (Garrido, 2014).

El exceso de trabajo es considerado como aquel que se realiza de tal manera que va más allá de la posibilidad de recuperación de la persona; este hecho puede representar un riesgo, ya que algunas personas pueden exigir mucho a su organismo y presentar dificultades para recuperarse. En consecuencia, un conjunto de síntomas puede sobreponerse al trabajador, afectándolo de manera física y mental (Cruz, Chavez, Barchello, Almedia, Olivieira, Pedrao, 2010).

Puede incluso llegarse a hablar de una adicción al trabajo. La adicción al trabajo se esconde bajo la apariencia de responsabilidad, dedicación al trabajo, sacrificio de la vida personal (Garrido, 2014).

La sobrecarga o estimulación (mental) excesiva se produce cuando la persona está sometida a más exigencias de las que puede satisfacer.

Existen distintos tipos de carga mental de trabajo. Es necesario prestar atención a los aspectos (los relacionados con la cantidad e información que la persona tiene que tratar en su puesto de trabajo) y los cualitativos (relacionados con la complejidad de la tarea a realizar) (Sebastián y del Hoyo, 2002, citado en López, Mendoza y Rivera, 2019)

La sobrecarga mental cuantitativa se produce cuando deben llevarse a cabo muchas operaciones en poco tiempo, debido al volumen de trabajo, a la especialización y estandarización de tareas que se deben hacerse, a la necesidad de una atención sostenida y a los apremios de tiempo o ritmo de trabajo elevado, generando la fatiga mental (Del hoyo, 2002, citado en López, et al, 2019)

La carga mental cualitativa se produce en situaciones donde a la persona se le plantean demandas mentales o intelectuales demasiado complejas en función de sus conocimiento y habilidades, es decir, no se hace referencia a que la persona tenga demasiado trabajo, sino a la dificultad excesiva de éste (Del hoyo, 2002, citado en López, et al, 2019)

El trabajo realizado de forma excesiva fue característico en el inicio de la Revolución Industrial, cuando la carga horaria de trabajo a la semana rondaba las 60 o hasta 80 horas semanales. Sin embargo, en la época actual, factores como el proceso de globalización, la competitividad aumentada, la búsqueda de mejores condiciones de vida y de acumulación de bienes, características del sistema capitalista, igualmente llevan a las personas a trabajar de manera excesiva. En Japón, por ejemplo, se conoce el concepto karoshi, usada desde los años 70´s, que indica la muerte o inhabilidad permanente por enfermedades cerebro-vasculares y enfermedades isquémicas del corazón como resultado del exceso de trabajo (Cruz, Chavez, Barcellos, Almedia, Olivieira, Pedrao, 2010).

Criterios para delimitación diagnóstica

Existen diversos problemas psíquicos relacionados con el trabajo. Algunos de los trastornos que se ven más frecuentemente en los trabajadores, algunos de los cuales más adelante se explican con mayor detalle, son (Durán, 2009):

  • El “Burn out”
  • “Mobbing” o acoso institucional
  • Síndrome post-Vacacional
  • Adicción al trabajo
  • Tecnoestrés
  • Karoshi o muerte por exceso de trabajo

Algunos de los síntomas que se pueden encontrar en una persona que se enfrenta a una carga excesiva de trabajo (Cruz, et al, 2010) están:

  • Disminución de la capacidad de concentración
  • Somnolencia, considerada como señal precoz de fatiga.
  • Confusión
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Problemas cardiacos
  • Síndromes cerebrales orgánicos
  • Disminución de fuerza
  • Pérdida de velocidad y precisión en los movimientos
  • Respuestas sensoriales retardadas
  • Irregularidad en las respuestas y ocurrencia de errores en el trabajo
  • Para saber si una persona es adicta al trabajo existen diferentes indicadores o rasgos que pueden encontrarse, mismos que se presentan a continuación:

Cuando el esfuerzo por mantener el nivel de atención exigido en una tarea determinada es constante, supera la capacidad del individuo o está muy por debajo de esta y además se mantiene en el tiempo, genera fatiga (mental) (Rivera, 2017).

Etiología

El trabajo en exceso o sobrecarga de trabajo, también llamado, trabajo expandido, se puede entender como la situación en la que una persona aumenta por voluntad propia o por determinación de su empleador la carga horaria, trabajando más horas de lo habitual. Significa la expansión de la carga horaria de trabajo, lo que puede ocurrir, por ejemplo, en jornadas laborales dobles o triples realizadas en ambientes de trabajo iguales, similares o diferentes entre sí, en los horarios extraordinarios realizados en dichos ambientes, en el propio hogar de la persona o en locales de otras relaciones laborales. La realización de este exceso de trabajo puede implicar sacrificios de horarios de alimentación, ocio, descanso, sueño y de contacto con familiares y amigos (Cruz et al, 2010).

En cuanto a los rasgos de una persona adicta al trabajo se pueden citar algunos criterios generales como (Garrido, 2014):

  • Una especial actitud laboral
  • Excesiva dedicación de su tiempo y esfuerzo
  • Un trastorno compulsivo e involuntario a continuar trabajando
  • Desinterés general por cualquier otra actividad, como ocio, deportes, familia, amistades etc. Que no sea la estrictamente laboral

En cuanto a indicadores comportamentales, de acuerdo a Castañeda Aguilera, Ades y Del Líbano, citados en Garrido (2014) éstos son:

  • Trabaja más de 45 horas a la semana, seis o siete días a la semana
  • Trabaja hasta altas horas de la noche y descansa unas pocas horas diarias
  • Trabaja aun estando enfermo
  • El hogar es una oficina más porque se lleva trabajo a casa
  • Generalmente come en el auto, en su escritorio de trabajo, o de paso entre distintos lugares de trabajo (pluri-empleo)
  • Nunca rechaza nuevos proyectos, clientes o responsabilidades en el trabajo. Simplemente no tiene el poder de decir “NO” a más carga de trabajo.
  • Necesita que le digan que es un trabajador dedicado, el más eficiente, el mejor empleado etc, porque en ello basa su autoestima.
  • Cuando le llama un amigo o familiar, busca colgar el teléfono, para ponerse a trabajar o dejar la línea disponible para llamadas relacionadas con el trabajo. Siempre que tiene que esperar se impacienta.
  • El tema principal de las conversaciones es el trabajo
  • No sale de vacaciones ni disfruta de fines de semana, El tiempo libre, ocioso, les deprime o les pone ansiosos. O si toma vacaciones o descansos, pasa el tiempo pensando en el trabajo, revisa o redacta informes, lee su correo, hace llamadas a la oficina o a sus clientes, planifica sus siguientes tareas etc.

Desde el punto de vista la salud, existe un conjunto de síntomas y somatizaciones que se asocian a la adicción al trabajo o al trabajo en exceso (Garrido, 2014):

  • Cansancio extremo
  • Mala nutrición
  • Hipertensión
  • Trastornos vasculares y cardiacos, ataques cardiacos, embolias
  • Trastornos de sueño, insomnio
  • Altos niveles de colesterol
  • Gastritis y úlceras
  • Pérdida de cabello
  • Contracturas musculares y dolores óseos
  • Propensos a infecciones

Factores Psicosociales de Riesgo

De acuerdo a Rivera (2017) los factores de riesgo Psicosocial aparecen cuando los factores psicosociales junto con los factores organizacionales entren en incongruencia, y por consiguiente inducen a resultados inadecuados como tensión, y se convierten en factores psicosociales de riesgo o de estrés con una elevada probabilidad de provocar efectos y consecuencias negativas contra la salud de sus miembros.

Tabla- Factor Psicosocial VS Factor Psicosocial de Riesgo (Rivera, 2017)


FACTOR PSICOSOCIAL

FACTOR PSICOSOCIAL DE RIESGO

Demandas laborales

Exceso de trabajo, ritmo de trabajo, alta presión temporal etc.

Comunicación organizacional

Ambigüedad de rol, conflicto de rol

Clima laboral

Acoso laboral, violencia a terceros

Autonomía en la realización del trabajo

Falta de autonomía, exceso de supervisión

Jornada laboral

Cambio de turnos, horarios inflexibles, horario de trabajo imprevisible, jornadas largas o sin tiempo para interacción.

Fuente: Tomado de discapacidadprl.org(2015), citado en Rivera, 2017

Niveles de severidad

En relación a los agravios a la salud psíquica y/o mental que acometen los trabajadores como consecuencia del trabajo realizado en exceso, se identifican (Cruz et al, 2010)

Neurosis

  • Estrés ocupacional- entendido como el conjunto de reacciones del organismo a agresiones de diversos orígenes. Como consecuencia del estrés en el trabajo pueden ocurrir alteraciones en el ambiente laboral, que van desde problemas de relaciones interpersonales, ausentismo, accidentes e insatisfacción en el trabajo (o hasta muerte).
  • Sufrimiento de la persona
  • Quejas físicas y psíquicas en general
  • Entre quienes tienen mayores cargas de trabajo aumenta la posibilidad de consumir diversos tipos de drogas. (Por ejemplo, las sustancias estimulantes son usadas fundamentalmente en personas con trabajos nocturnos y en los que conllevan turnos rotatorios, junto con el alcohol, tabaco y fármacos. Las personas que tienen una fuerte carga laboral son más propensas a consumir estimulantes e hipnóticos sin supervisión de un médico).

Psicosis

  • El estrés crónico (Síndrome de Burnout)- Comprendido como una reacción de estrés crónico que afecta principalmente a trabajadores que actúan como enfermeros, fisioterapeutas, médicos y asistentes sociales. En dicho síndrome es descrita la dificultad del trabajador para lidiar con las emociones de sus pacientes, llevándolo a tratarlos de forma impersonal y deshumanizada. Este síndrome se correlaciona con insomnio, aumento del consumo del alcohol y drogas, problemas en el matrimonio y en la familia y agotamiento emocional considerado como el origen de las demás manifestaciones.
  • En casos extremos se puede llegar a la muerte. Se conoce como Síndrome de Karoshi, El síndrome de Karoshi es un témino medicosocial que comprende los fallecimientos o incapacidades laborales de origen cardiovascular que se pueden producir cuando una persona con una enfermedad arterioesclerótica hipertensiva se ve sometida a una fuerte sobrecarga de trabajo (Garza Martínez. S.f.)

Ejemplo de un caso

De acuerdo a (Cruz, et al, 2010) en Campinas (Sao Paulo, Brasil), la finalidad de una investigación fue analizar la presencia y el nivel de estrés y síntomas físicos y psicológicos en enfermeros hospitalarios que trabajaban jornadas dobles de trabajo, comparados con aquellos que no lo hacían. La población abarcó 33 individuos, siendo el 73.7% en jornada doble y el 37.3% en jornada única. Se verificó que, respecto a las fases de estrés, los enfermeros estaban en la fase de resistencia; con relación a los niveles de estrés, estaban en el nivel medio, predominaron los síntomas psicológicos, Enfermeros con jornada doble estaban más estresados en comparación que aquellos que ejecutaban jornada única.

Recomendaciones para el tratamiento

Dado que pueden ser diversas causas y efectos a continuación se presentan algunas opciones dependiendo el caso.

Adicción al trabajo

En el caso de una persona que presenta adición al trabajo, existen diferentes niveles:

Tabla de acciones para la prevención de la adicción al trabajo


Nivel de Prevención

Factores Psicológicos

Factores Organizacionales

Primario

-Asistencia a talleres sobre competencias emocionales, reducción del estrés y entrenamiento en estrategias de afrontamiento y resolución de problemas.

-Rediseño de puestos

-Eliminación de jornadas excesivamente largas y flexibilización de horarios.

-Realización de pausas y de actividades físicas dentro del horario y ámbito laboral.

-Controlar el horario de subordinados y no premiar a quienes trabajan más de lo pautado o necesario.

Secundario

-Grupos de apoyo entre compañeros que favorezcan el apoyo social a adictos y potenciales adictos.

-Reflexiones dirigidas sobre el rol personal dentro de la organización y las motivaciones reales para la implicación laboral.

-Procesos de socialización

anticipatoria, promoviendo una imagen realista del trabajo y una exposición gradual a las demandas del mismo.

-Trabajo cooperativo, con posibilidades de participación en la toma de decisiones.

Terciario

-Búsqueda de asesoramiento profesional sobre la implicación laboral excesiva.

-Psicoterapia enfocada en problemas afectivos y flexibilización de los rasgos de personalidad.

-Institucionalización de servicios de seguridad y salud ocupacional.

-Implementación de Programas de asistencia a empleados.

Fuente: Garrido (2014)

Burnout

Cuando una persona presenta burnout existen también diversas estrategias que pueden seguirse. De acuerdo a Alonso (citado en Domínguez, 2014) existen distintos tipos de estrategias.

Fisiológicas- Son las dedicadas a disminuir el malestar físico y emocional que provocan las enfermedades psicosomáticas desarrolladas en las personas afectadas. Entre ellas se pueden señalar:

  • Ejercicio físico moderado, que ayuda a reducir los nieles de estrés provocando un efecto tranquilizante.
  • Biofeedback,
  • Aprender técnicas de relajación
  • Practicar Yoga o meditación

Cognitivas- Son las que ayudan a comprender de forma más adecuada los problemas que se deben solucionar y hacer mejor uso de los recursos disponibles:

  • Diversas actividades para el control y eliminación de pensamientos negativos e irracionales que bloquean a las personas impidiéndoles la buena ejecución de su trabajo.
  • Exposición progresiva y gradual a estímulos estresantes para que la persona pueda aprender nuevas formas de dominar sus emociones.

Conductuales - las que ayudan a realizar un cambio en el comportamiento de la persona garantizando mayor capacidad para afrontar una situación estresante:

  • Actividades que ayuden al aumento de la asertividad
  • Dinámicas que ayudan a la mejora de habilidades sociales
  • Acciones que ayudan a tener una visión más amplia de las circunstancias para tomar la decisión más óptima
  • Desarrollo de actividades lúdicas

Carga mental laboral

Las estrategias centradas en la tarea y puesto de trabajo indican la necesidad de rediseñar el equipo técnico, tareas y puesto de trabajo evaluado, así como las condiciones ambientales y temporales, teniendo como objetivo evitar la fatiga, la monotonía, la vigilancia reducida y la saturación. Éstas estrategias se dividen en:

Estrategias Cognitivas ergonómicas: están las relativas a mejorar los factores de diseño de sistema maximizando la accesibilidad, comprensión y facilidad en el uso de información; las relacionadas con el conjunto de tareas que componen el puesto de trabajo (relacionadas con la complejidad, procedimientos y simultaneidad de las tareas con altas demandas de memoria); las relativas a condiciones temporales y ambientales de trabajo, la norma UNE-EN ISO 10075-2 (Díazm 2012, citado en recomienda limitar la exposición del trabajador a fuertes cargas mediante actuaciones en los siguientes aspectos: (López, et al, 2019)

-Presión de tiempo en la ejecución de tareas que llevan un aumento en la tensión mental

-Distribución temporal de la carga de trabajo (…)

-Planificación óptima de los turnos de trabajo (…)

-Organización de las pautas de descanso en razón de la carga de trabajo promoviendo pausas frecuentes y cortas

-Cambios entre tareas con diferentes tipos y niveles de carga mental de trabajo (…)

Estrategias relativas al contenido de los puestos de trabajo:

-La simplificación de los puestos de trabajo

-La rotación de los puestos de trabajo

-La ampliación de tareas

-El enriquecimiento de los puestos de trabajo

Referencias bibliográficas

  • Chavez M., M.Y., Barcellos, D., C., Almeida, L. Oliveira S., I.A, Pedra, L.P, 2010). Exceso de trabajo y agravios mentales a los trabajadores de la salud. Revista Cubana de Enfermería. 2010:26 (1) 52-64
  • Del Hoyo D. M (s.f.). Documentos Divulgativos. Estrés laboral. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo. Ministerio de trabajo y Asuntos Sociales. Madrid, España.
  • Domínguez S., E. (2014). Burnout, estrategias de afrontamiento y prevención en trabajadores sociales. Trabajo de grado. Universidad de la Rioja.
  • Durán J, D. (2009). Psicotrastornos laborales, un antes y un después. Centre Espirita Amalia Domingo Soler de Barcelona.
  • Guía de prevención de riesgos psicosociales en el trabajo. Departamento de Asistencia Técnica para la prevención de Riesgos Laborales UGT Andalucía, 2009.
  • Garrido P., M (2014). Adicción al trabajo; características, detección y prevención desde una perspectiva integral. Enfermería Global, 3,1. Enero, 2014. Pp.362-369- Universidad de Murcia, España.
  • Garza M. P. Presentación Síndrome de Karoshi.
  • López S., E., Mendoza P., J., Rivera S., A. P. (2019). Piloteo de instrumentos de carga mental de trabajo y factores sociodemográficos en una muestra de trabajadores mexicanos. Tesis para obtener el título de Licenciada en Psicología. UNAM.
  • RAE (s.f.) Definición de Carga. Recuperado de: https://dle.rae.es/carga
  • RAE (s.f.) Definición de Sobrecarga. Recuperado de: https://dle.rae.es/?w=sobrecarga
  • RAE (s.f.) Definición de trabajo. Recuperado de: https://dle.rae.es/trabajo?m=form
  • Rivera S., A.B. (2017). Trabajo de grado presentado como requisito para optar al títuo de Especialista en Alta Gerencia. Universidad Militar Nueva Granada.


enfermedades-psicologicas/carga_excesiva_de_trabajo.txt · Última modificación: 2020/05/16 19:59 por admin