Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


enfermedades-psicologicas:cerrazon_indisponibilidad_para_aprender

¿Eres psicólogo y quieres complementar la información de esta página? Sigue estas instrucciones.

Cerrazón

Elaborado por: Ana Marcela Guerrero Granados
Foto: Andrew Bartram

Indisponibilidad para aprender, terquedad, rigidez cognitiva, inflexibilidad conceptual

Definición

De acuerdo con la RAE, la cerrazón es una palabra compuesta porn el verbo activo transitivo “cerrar”, del sustantivo “cerro” y del sufijo “ón” que indica aumentativo; es decir, una opacidad, oscuridad y tenebrosidad que puede pasar en las tempestades: una nube muy negra que forma una niebla.

La cerrazón es la tendencia de mantener una misma idea, a pesar de que exista evidencia de que es falaz, o encontrar sustento a la propia conducta exclusivamente en aquellos aspectos de la realidad que concuerdan o confirman las expectativas y convicciones personales.

Las personas que manifiestan esta tendencia cognitiva, suelen sentirse altamente frustradas ante un cambio y se adaptan a estas situaciones adversas de forma deficiente, por medio de conductas violentas, intolerantes o emociones exacerbadas.

En general, todos poseemos, en mayor o menor grado, una resistencia natural por todo lo relacionado al cambio. Esta oposición se manifiesta de cuatro maneras: la búsqueda de rutinas, reacción emocional, enfoque a corto plazo y la rigidez cognitiva.

Con respecto a la primera, la búsqueda de rutinas, las personas con cerrazón suelen establecer ciertos criterios de realización en todo lo que hacen, este comportamiento es un mecanismo defensivo que tiene el objetivo de disminuir la incertidumbre y minimizar el estrés. Lo anterior, genera tanto una sensación de falso control como seguridad de acción.

Por otro lado, hay una reacción emocional. La inflexibilidad se manifiesta de esta manera cuando se genera una percepción de peligro hacia lo que sea nuevo y represente un cambio, por simple que éste sea. Así, hay una tendencia a enfocar su atención en el aspecto negativo de las situaciones que implican algún cambio, manifestando su inconformidad y molestia.

La persona que manifiesta cerrazón tiende a ver las consecuencias a corto plazo, el cómo podría afectar a su comodidad en lo inmediato; por lo que su conducta se dirige a la resolución de problemas a corto plazo.

Con respecto a la rigidez cognitiva, Beck (2000) establece quelas creencias se encuentran distribuidas en diferentes niveles de accesibilidad y conciencia. Las creencias intermedias están en un nivel más profundo que los pensamientos automáticos. Estas creencias, se exhiben como actitudes, reglas, y supuestos o suposiciones, formadas por lo general del contenido de una creencia más profunda llamada creencia central o nuclear. Ésta, la creencia nuclear, es un conjunto de ideas fundamentales y profundas que la persona tiene acerca de sí mismo, los otros y el mundo; son creencias consideradas por las personas como verdades absolutas debido a su rigidez y globalidad, y se constituyen como las ideas acerca del yo.

Estas creencias tienen como fundamento la supervivencia en un entorno natural y salvaje; no obstante, estas estrategias se han transformado a demandas de tipo social, que en muchos casos pueden resultar hiperdesarrolladas y desadaptativas, de acuerdo con las características de un contexto cultural específico (Beck et al., 2004). Tomando en cuenta lo anterior, y teniendo conocimiento de que la sociedad contemporánea urbanizada experimenta un conjunto de avances tecnológicos, culturales e idiosincráticos, una inflexibilidad para pensar y actuar de forma distinta, representa un obstáculo para el desarrollo, la realización y la creatividad de un ser humano, ya que reduce sus opciones e interfiere con su habilidad para solucionar problemas, así como responder ante la adversidad y la crisis.

Si la percepción del mundo y de la persona en sí misma es rígida, se tendrá como consecuencia un aislamiento y por ende, neurosis.

Cabe mencionar que la cerrazón suele presentarse más en mujeres que en hombres, mas con estos últimos se manifiesta con un mayor grado de severidad en neurosis.

Criterios para delimitación diagnóstica

  • Manifestación de aburrimiento constante.
  • Su vida es rutinaria.
  • Autoritarios.
  • Tendencia a la violencia en cuanto surge un tema en el que no están de acuerdo.
  • Manifiestan una sensación alta de autoeficacia.
  • Son impacientes.
  • Manifiestan signos y síntomas de ansiedad o depresión.
  • Las personas manifiestan su opinión acerca de cualquier tema.
  • Les gusta realizar críticas constantes.
  • Carácter explosivo.
  • Son padres o madres estrictos
  • Tratan de corregir los discursos que no concuerden con sus creencias
  • Tienden al aislamiento social, pérdida de amigos, competitividad por ser el mejor.
  • Se comparan constantemente con los demás.
  • Aunque pueden manifestar alta autoestima, cuando acontece algo imprevisto, suelen sentirse deficientes o inútiles.
  • Tienen intereses limitados: centrados casi únicamente en una tarea y limitar actividades placenteras porque no permiten perseguir las metas elevadas.
  • Tienen síntomas de agotamiento, tensión muscular, problemas digestivos.
  • Una de las consecuencias globales que más se aprecian es la baja autoestima. Es decir, la cerrazón no es la causa de la baja autoestima, sino que la “alimenta”. Es más probable que una persona con baja autoestima se refugie en la cerrazón para destacar en algo y así ser valorado positivamente por sí mismo y por los demás.

Etiología

Se ha comentado que el cerebro humano busca la estabilidad y trata de reducir la incertidumbre a toda costa. Las personas que manifiestan cerrazón psicológica pueden obviar la resistencia a la novedad o al cambio, manteniendo así su conducta o forma de pensar, aunque esto no les ayude a adaptarse al medio.

Uno de los factores que suele posibilitar la perseverancia de la cerrazón, consiste en la ejecución de tareas, que quizás hayan sido efectivas en situaciones anteriores pero que en la actualidad ya no tienen utilidad. El individuo se centra en la idea de que debe seguir funcionando.

Esta característica se puede manifestar en diversos trastornos psiquiátricos: enniños pequeños con dificultades de atención, en personas que hayan sufrido algúntraumatismo craneoencefálico(accidente de coche, caída),ictus, o trastornos como eltrastorno por déficit de atención con hiperactividad,trastorno obsesivo-compulsivo (TOC),esquizofrenia,trastornos del espectro autista(asperger y autismo),trastornos de la alimentación(anorexia nerviosa y bulimia nerviosa), personas conadicciones, etc. También se puede manifestar en los adultos mayores, a menudo experimentan este tipo de deterioro.

En la literatura psicoanalista, la cerrazón tiene su explicación en la etapa psicosexual genital. Ésta ocurre a partir de que el niño se acerca a su padre o madre con su afecto y con su erotismo (inconsciente), buscando el contacto piel a piel, y es rechazado por una supuesta ética moral del progenitor. Cuando el niño quiere tomar poder, este considera que tiene la “verdad”, pero no la suficiente fuerza como para imponerse a sus progenitores. Por ello, se maneja e intenta imponer sus leyes y normas. Unas leyes que considera que son las mejores porque con ellas logrará que todo funcione mejor. Es habitual que los niños suelan sentir la necesidad de hacerse cargo de la familia o parte de ella.

También se atribuye la manifestación de la cerrazón a los siguientes factores:

  • Crecer en un ambiente en el que se reciben elogios constantemente, ya que puede provocar unapresión extrapor mantener ese estándar.
  • Ser humillado constantemente durante la infanciapuede provocar que se intente conseguir un grado de cerrazón como manera de ser aceptado socialmente.
  • Los padres autoritarios que exigen mucho a sus hijos, también pueden provocar una cerrazón en sus descendientes.
  • Crecer en un hogar con padres o hermanos muy exitosospuede causar que los individuos busquen estar a la altura de lo que se les exige como miembros de la familia.
  • Los hijos de padres con cerrazón pueden desarrollar una cerrazónporque es lo que han aprendido en casa.
  • Alguien que sufrebaja autoestimapuede trabajar sin cesar para compensar lossentimientos de inferioridad.
  • La poca tolerancia al fracasopuede causar que alguien intente compensar de manera exagerada su miedo al fracaso a través de la cerrazón.
  • La sociedad altamente competitivaen la que vivimos puede causar que la gente se obsesione por la cerrazón para conseguir buenos resultados y destacar por encima de los demás.

Niveles de severidad en Neurosis

1. El individuo rechaza la opinión y actitud de los demás, sin externárselos, aunque manifiesta síntomas de ansiedad. Se implica en actividades que se le propongan con incomodidad.

2. El individuo realiza críticas acerca de la opinión o actitud de las personas con quienes convive. Su círculo social comienza a verse reducido y se mantiene en contacto con personas cuya forma de pensar sea similar o idéntica. Se implica en actividades sociales, artísticas o académicas que no contrapongan sus ideas.

3. El individuo critica opiniones o actitudes de las pocas personas con las que mantiene relación. Puede llegar a mantenerse en contacto con ellas con el fin de no sentirse solo. Evita actividades en las que se pueda mantener conversaciones o situaciones artísticas o académicas que se contrapongan a sus ideas.

4. El individuo critica y se burla de las opiniones o actitudes de las pocas personas con las que mantiene relación, lo que puede empezar a generarle problemas en los diversos ámbitos en los que se relacione ya que comienza a ejercer violencia verbal. Mantiene una rutina específica a lo largo de sus días de la cual difícilmente se desliga, aunque puede ceder ante actividades que no reten sus creencias; sólo mantendrá contacto con las personas que se ajusten a éstas.

5. El individuo critica, se burla y ofende las opiniones o actitudes de las pocas personas con las que mantiene relación, lo cual comienza a evidenciar violencia física en sus interacciones personales; se pueden presentar hechos como divorcios o despidos laborales. Mantiene una rutina rígida a lo largo de sus días de la cual no se desliga; sólo mantendrá contacto limitado con las personas que se encuentren por inercia.

Niveles de severidad en Psicosis

1. El individuo manifiesta delirios ocasionales sobre su superioridad ante los demás. Sus rutinas giran alrededor de ciertos ámbitos y se comienzan a generar rituales específicos.

2. El individuo tiene alucinaciones esporádicas, directamente relacionadas con las actitudes y creencias del grupo primario o secundario y que enmarcan la superioridad del individuo sobre ellos.

3. La conciencia y atención del individuo muestran una constante alternancia entre estados de lucidez y alucinación sobre la certeza que tiene acerca de la vida y cómo los demás se encuentran equivocados.

4. El individuo presenta estados alucinatorios sobre su razón por encima de los demás la mayor parte del tiempo, difícilmente puede diferenciar la realidad de la alucinación.

5. El individuo se encuentra en estados de delirio y alucinación constantes, actúa según sus propias creencias y las asienta como verdades absolutas. Por ende, actuará constantemente violento a nivel físico si se encuentra con alguna persona que piense diferente.

Ejemplo de un caso

Se presentan a consulta psicológica R, un hombre de 31 años, y D, una mujer de 28 años a terapia de pareja debido a violencia física. Se comenta que desde hace 2 meses, R ha cacheteado a D frente a su hijo de 2 años. La razón principal por la cual se suelen presentar los conflictos es porque R considera que D se viste de forma provocativa para atraer compañeros sexuales. Asimismo, se comenta que cuando D intenta establecer un diálogo con él y éste está en desacuerdo, la insulta y la ofende.

Durante la entrevista, ambos se observan tranquilos y comentan sus dificultades de forma sonriente y campechana. Concluyen comentando que se requiere trabajar con su comunicación como pareja; sin embargo, a la siguiente sesión, se presenta únicamente R refiriendo que D recibió otra agresión física y decidió separarse definitivamente de él.

En las sesiones subsecuentes, R muestra una marcada tendencia a debatir las ideas que se presentan durante la fase de psicoeducación; asimismo, muestra resistencia a las recomendaciones que se le asignan, comentando que no le interesa ver películas o leer libros que él no haya descubierto por sí mismo. Además, manifiesta en constantes ocasiones juicios acerca de los comportamientos que se presentan en su círculo social, comentando que él lo haría de tal o cual forma.

Por otra parte, evidenció un desligamiento de su círculo social primario y secundario; con respecto al primero comentó que su madre siempre fue una controladora y manejaba el cómo tenía qué vivir su vida, mientras que su padre mostraba debilidad ante las posturas de su madre, además de que su hermano no era muy inteligente. Con respecto a su círculo social secundario, comentó que sólo se junta con personas para ir al cine y ver las películas que se le antojan ya que él pagaba y sus amigos aceptaban todo lo que él decía.

Recomendaciones para el tratamiento

En su mayoría, el tratamiento se ubica en lo cognitivo conductual y consistirá en el modelo de intervención de creencias irracionales de Beck, donde se hará énfasis especial en los siguientes aspectos:

A) Encontrar el equilibrio entre el pesimismo y el optimismo. Entrenar en un tipo de pensamiento menos polar, apoyándose en distintas perspectivas para que, de esta forma, se tomen decisiones y se formen ideas más realistas y ajustadas a la verdadera multiplicidad del momento.

B) Desarrollar la capacidad del individuo para adoptar perspectivas distintas. Apoyar en la percepción de que nuestra perspectiva no es la única posible y que siempre hay que ver la situación desde otros ojos. Técnicas en las cuales se establezcan diálogos imaginarios o juegos de roles pueden ser útiles para dicha tarea.

C) Comprender que las reglas empíricas no siempre se cumplen. Nuestras predicciones basadas en la experiencia no son determinantes de hechos futuros, por lo que, la idea de que “sabemos lo que nos va a pasar” está más sujeto a una creencia que a la realidad en sí. Esta reestructuración en creencias permitirá a la persona descentrarse de sus pensamientos y centrarse en las consecuencias presentes de cada situación.

D) Modificar la creencia en la atribución personal o situacional. La teoría nos dice que las personas tendemos a sobreestimar la importancia de los rasgos personales a la hora de explicar nuestros éxitos, y a sobreestimar la importancia de los factores situacionales a la hora de explicar los ajenos. Hacer consciente al individuo con cerrazón de todos los factores implicados en una conducta, impedirá presuponer que se tiene la razón.

E) Limitar el flujo de los pensamientos automáticos y apoyar en el desarrollo de habilidades de autocontrol. Entrenar al paciente para reflexionar acerca de los pensamientos que tenemos respecto de los eventos y cuestionar si estos pensamientos son válidos, si representan una amenaza real, y de no ser así, escuchar sus emociones y reconocer y sustituir pensamientos automáticos por otros más aptos para la convivencia flexible.

F) Hacer consciente al paciente de su dependencia de la sensación de certidumbre. Aportar al discurso del paciente la posibilidad de que el riesgo y lo desconocido dotarnos de la capacidad suficiente para adquirir nuevas experiencias.

G) Construcción de una red de apoyo y entrenamiento en habilidades sociales, ya que el paciente requiere de la práctica constante de la flexibilidad.

H) Acercamiento al arte. El terapeuta debe propiciar el acercamiento el individuo al arte en cualquiera de sus manifestaciones, esto posibilitará un desarrollo de empatía, así como el despliegue de nuevas perspectivas para él.

Bibliografías recomendadas

enfermedades-psicologicas/cerrazon_indisponibilidad_para_aprender.txt · Última modificación: 2019/10/19 17:11 por admin