Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


enfermedades-psicologicas:glosofobia_miedo_a_hablar_en_publico

¿Eres psicólogo y quieres complementar la información de esta página? Sigue estas instrucciones.

Glosofobia (miedo a hablar en público)

Elaboró: Jessica Acosta Labastida

glos.jpg

Nombres alternos o sinónimos

Glosofobia (miedo a hablar en público)

Definición (significado etimológico)

La palabra glosofobia proviene del griego glossa, es decir, la lengua, y fobos, miedo o temor. Para denominarlo fobia, en este caso glosofobia, el miedo ha de ser realmente intenso, irracional y persistente. En algunos casos puede llegar a ser verdaderamente incapacitante y limitar de forma notable la vida personal o laboral de la persona. (navarro, 2011)

Sin embargo, sufrir algún sentimiento de nerviosismo ante alguna de estas situaciones es normal y no constituye una fobia. De hecho se estima que el 75% de la población lo sufre. Hablar en público es algo que en muchos casos intimida un poco y además es una capacidad que no suele entrenarse muy a menudo en la infancia o adolescencia y, por tanto, no es algo que salga de modo sencillo en la mayoría de los casos. (navarro, 2011)

Según el “manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (dsm-v)”, de la asociación americana de psiquiatría, la fobia a hablar en público (glosofobia) y el pánico escénico están considerados, dentro de los trastornos de ansiedad social, una fobia social específica. (navarro, 2011)

Criterios para delimitación diagnóstica

Los siguientes síntomas nos permiten identificar cuando una persona presenta glosofobia:

Sintomas fisicos

  • Aumento de la tasa cardiaca.
  • Aumento de la tasa respiratoria.
  • Sensación de falta de aire o asfixia.
  • Vértigos o mareos.
  • Náuseas y/o vómitos.
  • Aumento de la sudoración.
  • Temblores.
  • Alteraciones gástricas.
  • Confusión.
  • Desmayos.
  • Sensación de irrealidad.

Sintomas conductuales

  • Ideas intrusivas, involuntarias e incontrolables acerca de los posibles escenarios que se pueden dar mientras la persona habla ante un público.
  • Especulaciones obsesivas acerca la acción temida.
  • Imágenes mentales de naturaleza catastrófica.
  • Miedo a perder el control y no saber gestionar la situación de la manera adecuada

Sintomas cognitivos

  • Finalmente, estos síntomas se acompañan y se manifiestan a través de una serie de síntomas conductuales que aparecen como una respuesta al estímulo o situación aversiva, estas conductas tienen como finalidad o la evitación de dicha situación o la huida.
  • Todos aquellos comportamientos que se lleven a cabo con la finalidad de rehuir o esquivar la posibilidad de tener que hablar en público son conocidos como conductas de evitación. Por ejemplo, la persona con glosofobia puede alegar falsamente que ha enfermado para tener que acudir a una cita donde sabía que tenía que hablar en público.
  • En cambio, todas aquellas conductas que se llevan a cabo una vez iniciada la situación temida se denominan conductas de escape y aunque en la glosofobia no son tan comunes, permiten a la persona escapar lo más rápidamente de la situación fóbica.
  • Ser abordados y lastimados; situación que no es considerada por la persona que sufre del trastorno, pues no es consciente de la gravedad y de las consecuencias de sus acciones.

Etiología

Basándonos sobre todo en investigaciones de la fobia social, podemos decir que el desarrollo del mhp puede verse facilitado por una serie de factores:

  • experiencias negativas directas o vicarias en situaciones de hablar en público (críticas, ridículo, burlas, quedarse en blanco, ataques de pánico). Los efectos de las experiencias negativas dependen de factores como su frecuencia, gravedad, ocurrencia en periodos de estrés y, entre otras variables (p.ej., bajo umbral de activación fisiológica y lentitud en la reducción de la activación), el tipo y magnitud de la experiencia previa (directa o vicaria) con las situaciones de hablar en público. Una crítica feroz por parte de un miembro del auditorio no tendrá el mismo efecto en la persona que habla por primera vez en público que en la que ha hablado ya muchas veces. En el estudio retrospectivo de hofmann, ehlers y roth (1995) el 83% de las personas con mhp habían tenido ataques de pánico en situaciones de hablar en público, pero estos ataques sólo estuvieron presentes al comienzo del problema en el 13%. Por otra parte, las experiencias traumáticas directas, pero no las vicarias, al hablar en público fueron informadas más frecuentemente por los fóbicos a hablar en público que por los sujetos control, pero en ningún caso precedieron al origen de la fobia, sino que la siguieron (85%) u ocurrieron al mismo tiempo (15%). Si esto es así, estas experiencias negativas contribuirían al mantenimiento del mhp, pero no a su origen.
  • proceso de atribución errónea o condicionamiento supersticioso (asociación accidental): se experimenta ansiedad, pánico o sensaciones somáticas similares a las de ansiedad (p.ej., un mareo) en situaciones de hablar en público que pasan a ser temidas, pero dicha ansiedad ha sido provocada por otras circunstancias estresantes –tales como conflictos familiares, maritales o laborales– que la persona no ha sabido manejar o por otros factores accidentales (problemas médicos, cambios hormonales, hipoglucemia, fármacos/drogas). Algunos autores (forsyth y eiffert, 1996), pero no otros (menzies y clarke, 1995) consideran este proceso como un ejemplo de condicionamiento clásico; los primeros arguyen que lo fundamental en este no es la asociación de un estímulo neutro con un estímulo incondicionado doloroso o traumático, sino la asociación del estímulo neutro con una respuesta corporal intensa negativamente valorada.
  • información negativa de otros sobre experiencias de hablar en público. Esto no es informado más frecuentemente por los fóbicos a hablar en público que por los sujetos control (hofmann, ehlers y roth, 1995).
  • falta de experiencia de hablar en público y de habilidades de hablar en público, producida, por ejemplo, por una educación inhibidora, por falta de modelos adecuados o por carencia o nulo fomento de oportunidades.
  • existencia de una ansiedad social generalizada. Esta puede ser favorecida por diversos factores:
    1. preparación evolutiva para temer las expresiones faciales de ira, crítica y rechazo, preparación que facilitaría el orden social dentro del grupo al establecer jerarquías de dominancia. Se ha comprobado que es mucho más fácil condicionar miedo –o, al menos, hacerlo más resistente a la extinción– a las expresiones faciales citadas que a caras felices o neutrales. Este efecto de condicionamiento se obtiene sólo cuando las caras miran directamente a la persona, lo que indica la importancia del contacto ocular. Además, una vez condicionadas las respuestas de miedo, estas son producidas incluso por presentaciones de las expresiones faciales a nivel subliminal; esto indica que no es necesaria una detección consciente de dichas expresiones, sino que las respuestas de miedo se activan a un nivel simplemente preatencional. La teoría de la preparación biológica de las fobias tiene una serie de problemas y limitaciones. Por ejemplo, si no se especifica claramente cuál es la base biológica de la preparación, este concepto resulta circular, ya que se infiere de aquello que pretende explicar (selectividad de las situaciones temidas). Una alternativa es considerar que la selectividad de las situaciones fóbicas puede explicarse, al menos en parte, mediante factores ontogenéticos tales como variables socio-culturales (connotaciones negativas que tienen ciertos estímulos), experiencias pasadas de las personas con las situaciones fóbicas y expectativas y creencias sobre covariaciones entre acontecimientos. La teoría de la preparación requiere que el estímulo potencialmente fóbico se asocie al menos una vez con una experiencia aversiva. En cambio la explicación no asociativa de menzies y clarke (1995) mantiene que, dados ciertos procesos madurativos y experiencias normales de desarrollo, existen muchos estímulos evolutivamente prepotentes que generan miedo en la mayoría de las personas al primer encuentro sin necesidad de ningún aprendizaje asociativo, ya sea directo o indirecto (vicario, transmisión de información). La respuesta de miedo se debilita cuando hay exposiciones repetidas y no traumáticas a las situaciones temidas (habituación). Por otra parte, las fobias pueden volver a surgir (deshabituación) tras la ocurrencia de acontecimientos estresantes graves o ciertos trastornos fisiológicos. La explicación no asociativa no descarta que haya miedos que puedan ser adquiridos asociativamente. Una crítica de esta teoría puede verse en merckelbach y cols. (1996).
    2. mayor capacidad innata para reconocer la amenaza social y responder sumisamente a la misma. Este sería un fenómeno de la evolución filogenética por el que ciertas personas percibirían e interpretarían ciertas señales sociales (especialmente expresiones faciales) en términos de amenaza y mostrarían una conducta sumisa que les permitiría tanto evitar el enfrentamiento con los miembros dominantes del grupo como permanecer dentro de la seguridad del grupo.
    3. bajo umbral de activación fisiológica y lentitud en la reducción de la activación que quizá se transmitan genéticamente. Esto puede dificultar el proceso de habituación a situaciones nuevas o amenazantes, facilitar la conciencia de uno mismo o autoconciencia, interferir en la actuación social y favorecer así la evitación directa o sutil de situaciones sociales. Esta mayor activación fisiológica ha sido ligada al factor temperamental denominado inhibición conductual ante lo no familiar, el cual a su vez ha sido relacionado con variables de personalidad tales como la introversión y el neuroticismo.
    4. progenitores sobreprotectores (hipercontroladores), muy exigentes, poco o nada afectuosos, que no apoyan a sus hijos inhibidos, que utilizan la vergüenza y el “qué pensarán” como técnicas educativas y disciplinarias, y que incluso muestran actitud de rechazo. Unos padres muy exigentes pueden favorecer el desarrollo de una conciencia excesiva de sí mismo, de metas perfeccionistas y de la creencia de que los otros son inherentemente críticos.
    5. falta de experiencia social y de habilidades sociales, producida, por ejemplo, por una educación inhibidora de las relaciones sociales, por aislamiento del niño y la familia, por falta de modelos adecuados o por carencia o nulo fomento de oportunidades.
    6. experiencias negativas en situaciones sociales (burlas, desprecio, ridículo, rechazo, marginación, intimidación, castigo e incluso ataques de pánico), las cuales interactuarían con variables temperamentales y de personalidad.
    7. observación de experiencias sociales negativas o de ansiedad social en los padres o familiares significativos.
    8. el desarrollo excesivo de la conciencia pública de uno mismo (darse cuenta de sí mismo como objeto social) en los últimos años de la infancia o primeros de la adolescencia puede conducir a una autoevaluación excesiva y acentuar la timidez previamente existente; incluso puede favorecer la aparición de la timidez por vez primera. En ambos casos aparecen claramente desarrollados la conciencia de sí mismo como objeto de evaluación y el miedo consciente a la evaluación cognitiva. La conciencia de sí mismo es la disposición a focalizar la atención sobre uno mismo, ya sea sobre las conductas privadas (sentimientos, pensamientos) o públicas (apariencia, comportamiento motor, contenido verbal), pero sin que esto implique necesariamente ponerse ansioso. (lópez, 2006)

Niveles de severidad

Ecuanimidad


Áreas psicológicas

Nivel 1

Nivel 2

Nivel 3

Nivel 4

Nivel 5

Salud corporal

No presenta o muy leve síntomas tales como sudoración, temblor o taquicardia

No presenta los síntomas antes descritos

Se siente tranquilo y que puede expresarse correctamente

Hay cierto nivel de excitación/emoción, elevación del estado anímico por la motivación que implica compartir sus ideas.

. Nivel alto de motivación puede incluso hacer ademanes, usar un tono alto, claro y uniforme

Familia

No siente o muy leve incomodidad al estar rodeado de muchos familiares y exponer su punto de vista en reuniones

No siente incomodidad al estar rodeado de muchos familiares y puede exponer sus puntos de vista en reuniones

Expone su punto de vista pero con cierta cautela.

Expone su punto de vista sin titubeos, vaciles, ni sobre-pensarlo

. Puede exponer su punto de vista con soltura, entablar conversaciones profundas y largas en reuniones familiares con muchas personas.

Escuela

No existe incomodidad o muy leve por dar opiniones concisas pero entendibles de vez en cuando.

No existe incomodidad por dar su opinión cuando se le pide.

No existe incomodidad por participar activamente durante las clases

Puede exponer con seguridad, dar opiniones claras, participar activamente durante las clases.

El desempeño académico es alto debido a su pro actividad de participación o recibe constantemente retroalimentaciones positivas por parte del profesor

Trabajo-economía

No siente incomodidad o muy leve de expresarse ante su grupo de compañeros de trabajo

No siente incomodidad de expresarse delante de su grupo de compañeros y aporta ideas

Aporta ideas, se expresa sin titubeos

Continuamente genera ideas y no duda en compartirlas con todos sus compañeros

Recibe retroalimentación favorecedora por su iniciativa por parte del jefe o compañeros

Personalidad

Amistosa, eventualmente ansiosa

Amistosa, agradable

Sociable y amistosa

Sociable y amistosa

Extrovertida carismática

Anhelos y/o fantasias

Sus anhelos implican poder expresar al menos lo básico para darse a entender

Sus anhelos implican poder expresar más que lo básico, pretende dar una opinión completa

Sus anhelos implican expresar una opinión clara, completa, y si es posible ejemplificada

Fantasía con la idea de poder exponer temas largos y que estos resulten un éxito

Fantasea con la idea de ser exponente con un numeroso público, siendo dinámico, expresivo y claro con el fin de compartir conocimiento y dejar algo bueno a los demás

Actividades, situaciones

Y personas agradables

Cuando esta por hablar en público siente nervios pero estos no lo paralizan

Se prepara para hablar en público sin causarle mayor preocupación

prepara su discurso con entusiasmo

Desarrolla una planeación minuciosa de su discurso ya que disfruta el poder compartir con el público

Desarrolla una planeación minuciosa de su discurso ya que disfruta el poder compartir con el público

Neurosis


Áreas psicológicas

Nivel 1

Nivel 2

Nivel 3

Nivel 4

Nivel 5

Salud corporal

Siente una leve incomodidad cuando habla en público, se sonroja y es breve su intervención

Comienza a sentir preocupación cuando será su turno de hablar, el ritmo cardiaco se eleva

Hay una evidente ansiedad ante hablar frente al público, se toca el cabello, se mueve mucho, le puede temblar la voz

La ansiedad que mantiene le dificulta el hablar tartamudea, hay bloqueos mentales, habla muy bajo.

Está imposibilitado para hablar, nauseas, mareos aparecen y no puede emitir palabras.

Familia, amistades

Siente una leve incomodidad cuando tiene que expresarse enfrente de muchos familiares

Se muestra preocupado cuando tiene que dar su opinión respecto a algo frente a muchos familiares

Preocupaciones tales como si será juzgado, o quizás a nadie le importara lo que piensa, son constantes

Prefiere no decir nada en reuniones y mantenerse callado

Evita a toda costa lugares con muchas personas

Escuela

Siente una leve incomodidad cuando participa en clases, estas son muy breves y poco elaboradas

Al participar se siente agobiado y prefiere evitar la mirada del profesor para no tener que hablar.

Se muestra extremadamente ansioso al dar su opinión, o exponer en clase, habla muy rápido, o muy bajo, no mantiene contacto visual con nadie

Se muestra extremadamente ansioso al dar su opinión, o exponer en clase, habla muy rápido, o muy bajo, no mantiene contacto visual con nadie

Cuando piden su opinión se bloquea y no puede contestar nada. Cuando sabe de exposiciones o debates no asiste.

Trabajo-economía

Siente una leve incomodidad cuando tiene que dar informes u opiniones delante de compañeros, estos suelen ser poco elaborados

Al hablar frente a los demás compañeros le tiembla la voz y prefiere acabar pronto su opinión

Se muestra extremadamente ansioso, habla muy rápido, o muy bajo, no mantiene contacto visual con nadie

Su rendimiento laboral disminuye notablemente ya que con frecuencia está ansioso al hablar en público, por lo que interviene en su productividad, falta de iniciativa.

Cada vez falta con más frecuencia a su trabajo. Y cuando lo hace es evidente su angustian y miedo por enfrentarse a dar su opinión en público,

Personalidad

Tenso

Ansioso

Malhumorada

Ansioso

Malhumorado

Introvertido

Temeroso

Ansioso

Malhumorado

Introvertido

Temeroso

Ensimismado

Ansioso

Malhumorado

Introvertido

Temeroso

Ensimismado

Anhelos y/o fantasias

Tener que hablar lo menos posible en una situación social.

Tener que hablar lo menos posible en una situación social.

Que pase desapercibido en los eventos sociales para que no tenga que expresarse delante de todos

No tener que enfrentarse a un escenario donde hayan muchas personas

No tener que enfrentarse a un escenario donde hayan muchas personas

Actividades, situaciones

Y personas agradables

Nerviosismo, intranquilidad al aproximarse la actividad social

nerviosismo , intranquilidad al aproximarse la actividad social

Miedo, angustia, y sobre analizar el acto de hablar en publico

Bloqueo total al hablar en publico

No va a ningún evento social, no tiene trabajo

Ejemplos de casos

Caso 1: “entro en pánico ante cualquier cámara. Mis manos empiezan a temblar y tengo dificultades para respirar” confiesa nicole kidman. (nivel 3. Hay una evidente ansiedad ante hablar frente al público se toca el cabello, se mueve mucho, le puede temblar la voz).

kidm.jpg

Caso 2: tras los Oscars de 2006, la ganadora a mejor actriz reese witherspoon declaró “estaba deseando que no dijeran mi nombre, porque la idea de tener que dar un discurso para todo el mundo es terrorífica”. (nivel 1 nerviosismo, intranquilidad al aproximarse la actividad social).

rees.jpg

Recomendaciones para el tratamiento

Los tratamientos más habituales para este trastorno son la psicoterapia, la farmacoterapia y las terapias alternativas como la meditación o el yoga. En este trabajo nos centraremos en la psicoterapia. La glosofobia puede tratarse desde distintos abordajes terapéuticos. El que se ha utilizado y se sigue utilizando de manera mayoritaria es el cognitivo-conductual. (navarro, 2011)

  • El abordaje cognitivo-conductual se basa en la idea de transformar los pensamientos que mantienen el miedo y modificar la conducta de evitación para así poder aprender a enfrentarse paulatinamente a las situaciones temidas. Desde el punto de vista conductual, se parte de la idea de que la fobia es producto de un condicionamiento, es decir, un estímulo neutro que tras asociarse a un estímulo incondicionado (que producía una respuesta incondicionada particular), elicita una respuesta ahora condicionada muy parecida a la primera. Y en base a esto, la solución está en la exposición. Se entiende que si se previene el escape de la situación temida, se podrá comprobar que las consecuencias no son en realidad negativas y se podrá ir desactivando el estímulo condicionado. (navarro, 2011)
  • La exposición imaginal graduada ha sido mejor que el no tratamiento en medidas de autoinforme y observacionales, aunque los datos disponibles son inconsistentes. La versión imaginal de una técnica (p.ej., inundación) ha resultado inferior a su versión en vivo. Existen un estudio con estudiantes con mhp en el que la exposición mediante realidad virtual se ha mostrado superior al no tratamiento en un cuestionario. (navarro, 2011)
  • Por otra parte, la biorretroalimentación del ritmo cardíaco se ha mostrado superior a grupos placebo únicamente en medidas fisiológicas. La relajación aplicada en situaciones reales, la práctica en hablar en público (graduada o no) y el entrenamiento en hablar en público se han mostrado superiores al no tratamiento en medidas de autoinforme y observación (bados, 1992; burnley, cross y spanos, 1992; newman y cols., 1994; pribil, keaten y sakamoto, 2001). El entrenamiento en hablar en público tiene como objetivo enseñar las conductas adecuadas para hablar en público a través de instrucciones, modelado, discusión, práctica secuencial (ensayo conductual), retroalimentación y reforzamiento respecto a la ejecución realizada, y práctica en el ambiente natural. El entrenamiento en hablar en público es eficaz no sólo en medidas observacionales que reflejan habilidades para hablar en público, sino también en medidas observacionales de ansiedad manifiesta. (lópez, 2006)

Bibliografía

  • López, a. B. (2006). Miedo a hablar en público . Barbados: facultat de psicologia.
  • Navarro, m. C. (2011). Cuando todos me miran…. Revista digital de medicina psicosomática y psicoterapia , 30.
  • Salvador, i. R. (s.f.). Psicologia y mente. Recuperado el 10 de marzo de 2019, de psicologia y mente: https://psicologiaymente.com/clinica/glosofobia


enfermedades-psicologicas/glosofobia_miedo_a_hablar_en_publico.txt · Última modificación: 2019/08/28 16:43 por javier-amapsi