Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


enfermedades-psicologicas:sedentarismo_severo

¿Eres psicólogo y quieres complementar la información de esta página? Sigue estas instrucciones.

Sedentarismo severo

Elaboró: Mtra. en Psicología Angélica Jiménez Lerín
Diplomado en Formación de Psicoterapeutas
Asociación Mexicana de Alternativas en Psicología

Concepto

Desde el punto de vista antropológico, el término “sedentarismo” se ha utilizado para describir la transición de una sociedad, en la que pasa de ser nómada a establecerse en torno a un lugar o región determinada. Este cambio se ha relacionado a la evolución de grupos sociales en que el sustento dependía de la caza y recolección de frutos, a una organización social-productiva basada en la agricultura y en la domesticación de animales (Romero, 2009).

Más adelante, la llegada de la industrialización y los avances tecnológicos brindaron una nueva perspectiva, donde, se entiende por sedentarismo a la tendencia social de los tiempos modernos, vinculados al ocio doméstico, laboral y a la disminución de la actividad física. Aspecto que ha sido reforzado por la sociedad moderna en todos los estratos sociales reduciendo cada vez más las oportunidades de gasto energético en la vida diaria (Romero, 2009).

Del mismo modo, el sedentarismo es entendido como la nula /poca actividad física o ejercicio físico realizado por el individuo. Lo cual a largo plazo, genera múltiples enfermedades crónicas no transmisibles y ha contribuido a establecerse como un problema significativo a nivel nacional.

Por tanto, resulta conveniente distinguir los siguientes conceptos:

Actividad física.- “Cualquier movimiento corporal producido por la musculatura esquelética que resulta en gasto energético adicional al que necesita el organismo” (Marquez y Garatachea, 2013).

Ejercicio físico.- “Conjunto de movimientos corporales que se realizan para mantener o mejorar la forma física” (RAE, 2018). No obstante, existen otras definiciones más especializadas en las que la denotan como una subcategoría de la actividad física, donde los movimientos son diseñados y planificados específicamente para estar en forma y gozar de buena salud (Marquez y Garatachea, 2013).

Nombres alternos o sinónimos

Si bien no existe una terminología concreta que se establezca como sinónimo, si existen algunos términos con los que puede asociarse, como inactividad física, inmovilidad, quietud prolongada, sujetos estacionarios, tranquilos y estáticos.

Definición (significado etimológico)

Del Latin “sedere”, acción de tomar asiento

Sedentarius: sedeo: sentarse, estar sentado y el sufijo latino arius: pertenecer a. El que permanece sentado, que muestra poco movimiento o agitación.

Criterios para delimitación diagnóstica

Para considerar a una persona con sedentarismo, debemos identificar su nivel de actividad física. Así también podemos graduarlo en leve, moderado y severo.

El punto que en esta ficha nos atañe corresponde al nivel severo, el cual se puede identificar a través de las siguientes características:

  • Actividad física menor a 15 minutos y menos de tres veces por semana.
  • Historia de baja actividad física a los largo de su vida y con incremento en los últimos tres meses.
  • Presentación de enfermedades cardiovasculares, sobrepeso u obesidad.

Otro de los medios un poco más certeros que brindan un parámetro de sedentarismo y pueden ubicar a las personas dentro de los diferentes niveles de sedentarismo, seria a través del uso de cuestionarios de actividad física.

Uno de los más utilizados para detectar sedentarismo es el Cuestionario Internacional De Actividad Física (IPAQ) en su versión corta, la cual consta de 7 preguntas donde se incluyen actividades laborales, físico-deportivas, de transporte (caminar) y el tiempo que la persona permanece sentada o recostada (Crespo-Salgado, Aldecoa-Landesa, Delgado-Martin y Blanco- Iglesias, 2015).

Existen también otros cuestionarios que son comunes para identificar sedentarismo, como la Prueba de Diagnóstico y Evaluación del Sedentarismo (Pérez-Rojas-García) y el Cuestionario Internacional de Actividad Física (Junta de Andalucia).

Por otra parte, para identificar que se realiza un ejercicio físico, este debe de contener las siguientes características:

  • Duración: Tiempo de realización en una sesión> minutos
  • Frecuencia: veces que se debería realizar> sesiones por semana.
  • Volumen: Cantidad total de actividad realizada> Tiempo de actividad, distancia o kilos totales en un período de tiempo.
  • Carga: cantidad de resistencia para cada ejercicio> tensión ligeramente más elevada a lo acostumbrado.
  • Progresión: es la forma en que se debe aumentar la carga>gradual yadecuada al nivel de la aptitud física
  • Intensidad: es el ritmo y nivel de esfuerzo con que se realiza.

Etiología

Variables Psicológicas

I. Personales

  1. Autoconfianza disminuida: Refiere al hecho de no confiar en las propias habilidades y recursos. Este aspecto influye en la apreciación para comenzar y mantener la conducta. Podemos observar aspectos relacionados con la percepción de que no tiene los recursos para llevarlo a cabo, percepciones anteriores de fallo las cuales tienden a minimizar los recursos personales, sensación de incomodidad y fatiga que se tienden a considerar intolerables, confianza disminuida en el propio esfuerzo, en la mejora del rendimiento, en la superación de problemas concretos o en la consecución de resultados técnicos.
  2. Disminución de la concentración: La disposición de un nivel de concentración bajo, conlleva una peor adaptación psicológica a la actividad física a desarrollar. Así se ven mermados el aprendizaje de la técnica y su procedimiento.
  3. Presencia de ansiedad: Característica de personalidad claramente vinculada a las sensaciones de ansiedad (ansiedad rasgo) que dificultan la realización del ejercicio. Presentadas estas a través de respuestas cognitivas, fisiológicas y comportamentales que entorpecen la respuesta.
  4. Tolerancia a la frustración: Si una persona no puede asimilar, ni resolver problemas, existe una probabilidad más alta de abdicar, al no desarrollar la necesidad de superación continua, y no comprender que la evolución es un proyecto a largo plazo.
  5. Motivación: Las razones que llevan a la persona a realizar actividad física, son características propias en cada uno de los individuos, están mediatizadas por el patrón de personalidad predominante. Dentro de estas podemos referirnos a la orientación intrínseca o extrínseca (dentro de sí mismo o fuera de sí mismo). Si una persona no encuentra motivos suficientes por el gusto de la actividad misma, o reforzadores externos que le ayuden a iniciar y mantener la actividad, entonces aumenta la posibilidad de ser sedentaria.
  6. Nivel de independencia: Parece claro que la persona que decide practicar actividad física puede permitirse realizarla, a cambio del coste personal, familiar, social e incluso, económico, que pueda suponer. Sin embargo, las personas, que mantienen relaciones más dependientes y, en consecuencia, no presentan la independencia que permite dicho afrontamiento, tendrán mayores dificultades cuando deban solucionar problemas propios o ajenos a la actividad física, pero que influyen en esta.

II. Familiares

  1. Aprendizaje social: La visión funcional que tiene la persona para realizar o no actividad física depende en gran medida de como lo viva la familia, como lo interiorice, que actitudes presenten ante la realización, o ante su observación (como espectadores). En el sentido de que cuando una persona desde pequeño observa que su familia percibe la actividad física como algo negativo, las personas tenderán a repetir o evitar las conductas.
  2. Estilo de vida de la familia: Que en la misma se observen hábitos saludables va a influir directamente en la realización de actividad física, ya que desde muy pequeños, las personas comprueban que en su casa el estilo de vida relacionado con los hábitos de alimentación, descanso e, incluso, deportivos, son muy cuidados y, sobre todo, con una importancia que se manifiesta y se demuestra sistemáticamente, conforme vayan creciendo serán personas que desearán activarse físicamente como complemento ideal a los estilos saludables que observan en casa. Por el contrario, de no observarlo, vincularse en conductas saludables, resultará menos probable.
  3. Información y formación de los padres: Se puede considerar que el conocimiento por parte de la familia, sobre lo que supone la actividad física, es una variable que influye en el desarrollo posterior de la práctica, aumentando la adherencia o el sedentarismo.

III. Sociales

  1. Importancia social: La necesidad de sentirse valorado y parte de un grupo, puede conducir a que en el reportorio conductual de la persona, aparezcan dinámicas que de manera autónoma no se hubieran presentando, donde la realización de actividad física estaría ligada a la valoración del medio externo. Así, si en el medio primario y secundario, esta conducta no es valorada, disminuye la probabilidad de presentarse.

Variables Biológicas

  1. Insuficiencia renal, hepática, pulmonar, suprarrenal y cardíaca.
  2. Enfermedades infecciosas agudas mientras duren.
  3. Enfermedades infecciosas crónicas.
  4. Enfermedades metabólicas no controladas (diabetes, hipertensión, anorexia).
  5. Hipertensión de base orgánica.
  6. Inflamaciones del sistema músculo-esquelético (miositis, artritis) en su fase aguda.
  7. Enfermedades hemorrágicas.
  8. Hernias
  9. Enfermedad convulsionante no controlada.
  10. Obesidad mórbida.

Niveles de severidad

En cuanto al nivel de Actividad física y conforme al cuestionario IPAQ, los individuos se pueden clasificar en (Crespo-Salgado et al 2015):

  1. Categoría 1. Bajo nivel de actividad física. No realiza ninguna actividad física o la que realiza no es suficiente para corresponder a la categoría 2 o 3 del IPAQ.
  2. Categoría 2. Moderado nivel de actividad física. Existen tres criterios para clasificar a una persona como activa en función de la actividad física que realiza, así tenemos:
    • 3 o más días de actividad física vigorosa durante al menos 20 min por día
    • 5 o más días de actividad física moderada y/o caminar al menos 30 min por día
    • 5 o más días de cualquier combinación de caminar y/o actividad física de intensidad moderada y/o vigorosa, alcanzando un gasto energético de al menos 600 Mets·min−1 por semana.
  3. Categoría 3. Alto nivel de actividad física. Existen 2 criterios para clasificar a una persona como muy activa:
    • Realiza actividad física vigorosa al menos 3 días, alcanzando un gasto energético de 1.500 Mets·min−1 por semana
    • 7 o más días (sesiones) de cualquier combinación de caminar y/o actividad física de intensidad moderada y/o actividad física vigorosa, alcanzando un gasto energético de al menos 3.000 Mets·min−1 por semana.

En neurosis

Personas con sedentarismo moderado o sobrepeso tipo I o II (25-26,9 a 27-29,9 de Índice de Masa Corporal, o 16% de grasa en hombres a 25,9% y en mujeres de 21% a 31,9%).

Nivel 1

  • Poca claridad en su autoconcepto o bien, este no cuadra del todo con la realidad.
  • Sentimientos de aburrimiento y tristeza que se alternan
  • Núcleo primario y secundario poco saludable.

Nivel 2

  • Laxitud en el planteamiento de objetivos y su seguimiento.
  • Autoestima y autoconfianza disminuidas
  • Exceso de preocupación por la aprobación de los demás

Nivel 3

  • Dificultad para resolver problemas y tiende a emplear escusas para evitar ciertas acciones.
  • Miedo a fallar, o no ser suficientemente bueno.
  • Altos niveles de ansiedad

Nivel 4

  • Falta de motivación para salir de la zona de confort, donde si bien no se siente del todo cómodo, le es más seguro permanecer porque no implica esfuerzo.
  • Tendencia a criticar a aquellos que realizan ejercicio físico y que estéticamente están por arriba de su autopercepción.
  • Sensación de indefensión

Nivel 5

  • Presentación de signos de alarma para enfermedades cardiovasculares
  • Expectativas poco realistas y desajustadas.
  • Insatisfacción con su cuerpo, pero poca vinculación para modificar su condición
  • Presentación de conductas paliativas como consumo de alimentos ante la incomodidad emocional o fármacos para la reducción de peso que no fueron recetados por el médico.

Ecuanimidad

Nivel 1

  • IMC normal y porcentaje de grasa bajo el 20% para mujeres y 30% para hombres.
  • Disfruta la actividad física por los beneficios fisiológicos y a la salud que experimenta.
  • Sentimiento de satisfacción física y psicológica con lo que hace.
  • La persona se relaciona de manera satisfactoria en su grupo primario, tiene control sobre su conducta.
  • Actividad física conforme a los siguientes criterios:
I. Jóvenes de 5 a 17 años
  • Inviertan como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.
  • La actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud.
  • La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos.
II. Adultos de 18 a 64
  • Dedicar como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  • La actividad aeróbica se practicará en sesiones de 10 minutos de duración, como mínimo.
  • Que, a fin de obtener aún mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades aumenten hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien hasta 150 minutos semanales de actividad física intensa aeróbica, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  • Dos veces o más por semana, realicen actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares.
IV. Adultos de 65 en adelante
  • Dedicar 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  • La actividad se practicará en sesiones de 10 minutos, como mínimo.
  • Que, a fin de obtener mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades dediquen hasta 300 minutos semanales a la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien 150 minutos semanales de actividad física aeróbica vigorosa, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  • Que los adultos de este grupo de edad con movilidad reducida, realicen actividades físicas para mejorar su equilibrio e impedir las caídas, tres días o más a la semana.
  • Convendría realizar actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana.
  • Cuando los adultos de mayor edad no puedan realizar la actividad física recomendada debido a su estado de salud, se mantendrán físicamente activos en la medida en que se lo permita su estado.

Nivel 2

  • Dispuesto a sacrificar tiempo y recursos para alcanzar sus metas.
  • Capacidad para exigirse día con día para lograr sus objetivos.
  • Realiza actividades físicas con su grupo primario

Nivel 3

  • Se da cuenta de las dificultades que implica realizar ejercicio, y lo vive como un reto automotivandose para lograrlo

Nivel 4

  • Resulta importante hacer ejercicio por lo que los demás observan en él, pero esta se compensa con el disfrute intrínseco de la actividad.

Nivel 5

  • Sentimiento de bienestar dentro de la zona de confort, pero dispuesto a establecer nuevas actividades.
  • No realiza de manera regular actividad física, pero nota cuando ha pasado tiempo sin hacerla y trata de compensar

En psicosis

Sedentarismo severo u obesidad I y II (30-34,9 a 35-39,9 IMC o porcentaje de grasa en hombres igual o mayor a 25,0% y mujeres igual o mayor a 32,0%).

Nivel 1

  • Presenta delirios ocasionales e irracionales de poder sobre los integrantes de su grupo primario.
  • Personas con enfermedades cardiovasculares ya desarrolladas y con dificultades para apegarse al tratamiento farmacológico y nutricional.
  • Obsesiones constantes con la ganancia de peso
  • Paranoia respecto a las personas que hacen ejercicio y le juzgan.
  • Conductas agresivas con las personas que considera más atractivas y en buena forma que él.

Nivel 2

  • Tiene alucinaciones esporádicas sobre situaciones específicas que involucran a su grupo primario o secundario y la actividad física.

Nivel 3

  • Presenta estados de lucidez y alucinación constante sobre la ganancia de peso que obtiene y sobre la actividad física.

Nivel 4

  • Presenta estados alucinatorios la mayor parte del tiempo, difícilmente puede reconocer y diferenciar la realidad y la alucinación.

Nivel 5

  • El sujeto se encuentra en estados de delirio y alucinación constante y se manifiestan en el periodo de exaltación, se vuelve agresivo de manera constante.

Ejemplo de un caso

Elizabeth es una joven de 23 años. Estudiante a nivel Licenciatura en escuela pública de la carrera de Psicología, cursa el 8º semestre con un promedio sobresaliente.

Su núcleo primario se integra por su madre Josefina de 45 años, ama de casa, con estudios de preparatoria. Su padrastro Héctor de 56 años quien es propietario de un negocio de alimentos el cual funciona los fines de semana. El padrastro cuenta con estudios máximos de secundaria.

Además, Elizabeth posee tres hermanos, el más grande Francisco de 18 años y estudiante de Veterinaria en la misma universidad pública. Le sigue Armando de 15 años quien acaba de entrar al bachillerato y posteriormente José de 12 años quien cursa la secundaria.

La familia subsiste gracias a las aportaciones económicas de Héctor y de los padres de Francisco y Elizabeth, quienes aportan mensualmente para manutención de sus hijos. No obstante y aún con estas aportaciones, el ingreso es deficiente, por lo que los hijos deben de ayudar los fines de semana en el negocio familiar, y así evitar los gastos de contratar personal externo.

El vinculo entre ellos es difícil. Por una parte se observa gran cercanía entre Héctor, Josefina, Armando y José (Hijos biológicos de Héctor), mientras que Elizabeth y Francisco se mantienen rezagados, por lo cual presentan conflictos verbales frecuentes entre ellos. Por otro lado, la unión entre todos los hermanos es muy fuerte, conviven, se aprecian y buscan ayudarse en lo más posible.

Esta situación se mantiene desde hace 5 años, momento en el cual Héctor y Josefina deciden vivir juntos, puesto que antes de esta fecha, Josefina y sus cuatro hijos vivían en casa de su mamá y hermanas.

En la actualidad Elizabeth sufre de sobrepeso y sedentarismo severo. Su rutina diaria comienza despertando a las 11 de la mañana, desayuna, cumple todas sus actividades de arreglo personal y se dirige a la escuela. En algunas ocasiones realiza tareas escolares antes de dirigirse a la escuela, las cuales principalmente involucran lecturas, análisis de textos, y redacción, y son realizadas en su cama, ya que no cuenta con otro espacio para poder cumplimentarlas.

Su traslado cotidiano es de alrededor de una hora a hora y media, el cual realiza en transporte público (principalmente suele viajar sentada, ya que ella toma el camión en la esquina de su casa a una cuadra de la base), y le deja justamente a una cuadra de la Universidad, por lo que no tiene que trasladarse mucho a pie para llegar. Su horario de entrada es a las dos de la tarde. De ahí hasta las 9 de la noche se la pasa sentada tomando clase.

Una vez que termina la escuela, recorre el mismo camino en transporte público y llega a su casa a ver televisión, cenar y dormirse.

En cuanto a su alimentación esta no es muy sana, ya que no mantiene horarios fijos de alimento, las porciones son muy variadas y fuera de las recomendadas y los tiempos de ayuno muy prolongados. Aunado a ello, si durante el día tiene hambre, prefiere fumar un cigarrillo para evitar las calorías o consume algunas frituras que compra en la tienda. Pocas veces consume verduras y frutas, y regularmente consume muchas grasas en su dieta. Esta alimentación es similar a la del resto de su familia.

En la actualidad Elizabeth sufre de Sobrepeso Tipo 1 (similar a su padrastro y madre), el cual para ocultarlo, utiliza ropa holgada, pantalones de resorte y realiza algunas conductas paliativas como consumo de fármacos herbolarios para la quema de grasa y en ocasiones vomita tras las grandes ingestas de comida que realiza.

A pesar de que en el medio universitario donde se vincula es apreciado la actividad física, el ejercicio y la estructura física, pues tiene una gran relevancia social. Elizabeth cree que eso no es para ella, e incluso cuando su círculo secundario (amigos más allegados) la invitan a realizar actividades físicas, se rehúsa, critica verbalmente y argumenta que es más importante la inteligencia y saber, que la parte física.

Elizabeth está inconforme con su apariencia física, le gustaría estar más delgada y utilizar ropa diferente la cual la haga verse más atractiva. Se queja constantemente de su peso y manifiesta su disgusto por cómo luce, no obstante, suele poner muchas escusas para no realizar actividad física, dentro de las principales se encuentra la falta de tiempo, recursos económicos, inhabilidad física, temor por los aditamentos, temor a ser golpeada o lastimarse, temor a ponerse roja o cometer algún error y que se burlen de ella.

En ocasiones ha intentado realizar ejercicio, pero no ha tenido buenas experiencias. No le gusta la forma de entrenamiento, los lugares, la comparación con los demás, ni el costo que implica realizarlo.

Posee un novio que realiza ejercicio físico regularmente, y le gustan las capacidades y el físico que tiene. En ocasiones lo acompaña a sus partidos, pero este nunca busca vincularla más en el ejercicio, ni deporte ya que es un tema de disputa que no suelen tocar.

Recomendaciones para el tratamiento

Desde la terapia cognitivo-conductual apuntada a un tratamiento básico en psicología del Deporte, se puede trabajar bajos los siguientes puntos:

Desarrollo de la motivación básica

  • Aumentar el interés por el ejercicio físico
  • Actividades gratificantes para el individuo
  • Modificación continua y creativa de ejercicios
  • Conseguir la implicación y el compromiso personal
  • Contrato de contingencias
  • Economía de fichas
  • Solucionar conflictos de interés que puedan afectar
  • Solución de problemas
  • Toma de decisiones
  • Matriz decisional

Fortalecimiento de la motivación cotidiana

  • Conseguir un ambiente agradable con relaciones personales satisfactorias
  • Trabajo en equipos o parejas
  • Establecer rapport
  • Mostrar interés y dialogar de cosas de interés durante los descansos
  • Reconocimiento de sus habilidades
  • Propiciar el interés por el trabajo diario
  • Establecimiento de metas de dificultad progresiva interesantes para el sujeto
  • Establecer competencias consigo mismo y con otras personas
  • Mencionar las ganancias y beneficios de la actividad.

Control de situaciones estresantes

  • Asesorar al entrenador para mediar sus comentarios y el nivel de presión que genera con estos
  • Controlar la novedad, dificultad, exigencia, cargas de trabajo, situaciones ambiguas y de conflicto y los periodos de descanso
  • Entrenar en habilidades de autorregulación
  • Relajación progresiva
  • Entrenamiento en respiración
  • Mindfulness
  • Modificar creencias y actitudes relevantes
  • ABC de Beck
  • Dialogo socrático

Fortalecimiento de la autoconfianza

  • Propiciar la percepción de control sobre las situaciones que se plantean
  • Reconocimiento de habilidades que se tienen para alcanzar la tarea.
  • Establecimiento de retos sencillos y claros, que puedan alcanzarse en una sesión
  • Establecimiento y control de expectativas

Control y establecimiento de reglas de funcionamiento

  • Establecer contingencias apropiadas para la adherencia y no adherencia
  • Contrato conductual
  • Experimento conductual

Control de modelos relevantes

  • Control de los modelos que se presenten durante el entrenamiento
  • Dependiendo de la autoconfianza ganada, buscar modelos relevantes que se aproximen a su objetivo inicial y después buscar modelos competentes dentro del centro de entrenamiento que le sirvan como guía

En cuanto a la teoría de la praxis, puede trabajarse a través de:

  • Inteligencia emocional
  • Establecimiento de círculos virtuoso en relaciones primarias y secundarias que brindan sensación de comodidad y pertenencia
  • Trabajo con autoestima a través del reconocimiento de quién es y que le gusta
  • Evaluación psicológica mensual y aplicación de ejercicios terapéuticos.
  • Establecimiento semanal de objetivos los cuales representen un reto, brinden control y cambio en su devenir cotidiano.

Bibliografías recomendadas

Álvarez, F. s/a. Sedentarismo y Actividad Física. Revista Científica Médica de Cienfuegos. 10, número especial.

Buceta, J.M. (1998). Psicología del Entrenamiento Deportivo. Madrid: Editorial Dykinson.

Crespo-Salgado, J., Delgado-Martín, J. Blanco-Iglesias, O., Aldecoa-Landesa, S. (2015). Guía básica de detección del sedentarismo y recomendaciones de actividad física en atención primaria. Volume 47, Issue 3; 175-183.

Jimenez, A. & Vazquez, F. (2015). Manual de psicología del deporte: Cinco variables para el éxito deportivo. Madrid: Editorial Dykinson.

Marquez S. y Garatachea R. (2013). Actividad Física y Salud. Madrid: Ediciones Díaz Santos S.A.

Beneficios, riesgos y contraindicaciones de la actividad física, sacado el ocho de febrero del 2018 de: http://ocw.um.es/gat/contenidos/palopez/contenidos/beneficios_riesgos_y_contraindicaciones_de_la_actividad_fsica.html

Organización Mundial de la Salud; Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud, sacado el ocho de febrero del 2018 de:http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_recommendations/es/

enfermedades-psicologicas/sedentarismo_severo.txt · Última modificación: 2018/06/22 20:00 por admin